CÓMO AYUDAR A TU PERRO A SOCIALIZAR

Previous Image
Next Image

La socialización es una conducta que tu perro aprende de la misma manera que aprende a comer siempre a la misma hora o a dormir siempre en el mismo lugar. Es una tarea en la que se necesita paciencia y dedicación, sin embargo, se vuelve más fácil cuando tienes las herramientas correctas. ¿Te gustaría ayudar a tu perro a socializar, pero no sabes cómo? Aquí te daremos unos cuantos consejos y trucos para que tanto tú como tu perro puedan lograrlo de manera fácil.

 

Edad en que comienzan a socializar

Es recomendable que comiencen desde cachorros, las primeras semanas son muy importantes para que puedan adaptarse a su medio. Aunque hay que mencionas que en la semana 12 y 13 es donde más beneficios puedes conseguir, porque tu perro estará preparado para experimentar nuevas sensaciones, sabores, olores y texturas. También es importante procurar que la madre esté presente durante las primeras semanas, puesto que esto influenciará en la seguridad del cachorro, la cual es importante para que pueda socializar.

 

¿Cómo identificar si un perro no socializa?

  • Observa si tu mascota es constantemente agresiva cuando ve a un niño o a otra mascota. Recuerda que los perros reaccionan en su defensa cuando les dan un trato hostil, en estos casos es normal que actúe de forma agresiva.
  • Deber estar atento si tu perro disfruta las salidas o si, por el contrario, se siente aturdido con la presencia de otras personas o con el ruido.
  • Si cuando paseas a tu mascota pareciera que ella te pasea a ti, cuidado. Esta es una conducta clara de que tu perro pide a gritos socializar. Puedes aumentar las salidas con más frecuencia.

 

Consejos

Puedes emplear estrategias para incluir disciplina como los paseos, las recompensas, la comida y hasta los juguetes.

Evita experiencias negativas con otros perros. Si está en plena educación y lo llevas a un parque, procura llevarlo con una correa. De esta manera, poco a poco podrás ir soltándolo conforme lo vayas educando. No olvides premiarlo si se lo merece.

Procura evitar conductas agresivas hacia las personas que son amables con tu perro. Si intenta jugar bruscamente, dile un fuerte “¡NO!” sin lastimarlo.

Dedícale tiempo a tu perro. Basta con que le dediques 15 minutos al día y lo acaricies, le sobes la cabeza, su barriga. Esto te ayudará para la próxima vez que lleves a tu perro al veterinario.

Cuando esté con niños, asegúrate de que siga las reglas. No te confíes, algunos niños son bruscos y tu mascota podría reaccionar de manera defensiva.

Y por último, enséñale distintos ruidos. Pueden ver películas juntos, y así acostumbrarse a ruidos como los truenos, los vehículos, los gritos y las bocinas. De esta manera cuando vuelvan a salir, estos ruidos no se le harán extraños.

Comenta

No te lo pierdas!

Museo para Juan Soriano

Juan Francisco Rodríguez Montoya, conocido como Juan Soriano, fue un artista plástico mexicano, fue llamado «El Mozart de la Pintura» debido a que, desde temprana edad, demostró grandes aptitudes para ...