CONOCE QUE ALIMENTOS NO DEBEN COMER LOS PERROS

Previous Image
Next Image

Muchas veces cuando tenemos un perro en el hogar, nos damos cuenta que los perros en la mayoría de las veces comen todo lo que les pasa por delante, sin embargo, también hay que estar pendientes porque hay una serie de alimentos que tu can no debe ingerir porque son dañinos para la su salud.

Muchas veces, nosotros, los dueños no somos conscientes de que al darles cierto tipo de alimentos, estamos causándoles graves daños que podrían derivar en cosas más serias. De hecho, los alimentos considerados inapropiados para los perros pueden llegar a ser potencialmente tóxicos si se consumen con frecuencia, causando alergias, molestias digestivas o enfermedades graves.

Por ello, tu revista B-top Magazine elaboró esta lista de alimentos que NO debes darle a tu can.

PRODUCTOS LACTEOS Y PROCESADOS: Los lácteos pueden causar diarrea y problemas gastrointestinales. La leche es uno de los principales causantes de alergias en los perros (problemas en la piel e irritaciones). El queso y los helados pueden causar pancreatitis y daños en el hígado. Cada organismo es diferente, puede que a unos se vean más afectados que más que a otros.

CAFÉ: La cafeína y la teína afectan también al sistema nervioso de los animales y al corazón. Igual que el chocolate, pueden causar vómitos, diarrea y el resto de los síntomas.

UVAS Y PASAS: Contienen una toxina que puede causarles graves daños en el hígado y el riñón; además de que también atacan al sistema nervioso, causando debilidad y rigidez en las patas. También afectan a sus músculos, debido a una toxina desconocida contenida en este tipo de frutos.

DULCES DE CUALQUIER TIPO: El azúcar en exceso puede causar diabetes, obesidad y problemas dentales (al igual que en los humanos, sin embargo en el perro bastan cantidades menores para causar estragos).

HONGOS SILVESTRES: Pueden tener toxinas que afectan al sistema nervioso provocando diarrea, vómitos, y en casos graves, estados de shock. Hay que tener especial cuidado con las setas silvestres que crecen en el campo cuando paseemos con ellos por ahí.

AGUACATE: Este tipo de frutas tiene una toxina que puede dañar el corazón y los pulmones del perro. Además, el aguacate es alto en contenido graso y puede ocasionar a los perros trastornos de tipo digestivo.

SAL: En los perros, un exceso de sal puede causar sed excesiva y continuas ganas de orinar. Vómitos, diarreas, depresión, temblores y alta temperatura son algunos de los sí­ntomas de envenenamiento por sodio.

CHOCOLATE: Afecta el sistema nervioso central, ocasiona hiperactividad, taquicardia, vómito y diarrea. La sustancia que contiene el chocolate y que es tóxica para tu can se llama teobromina, y el problema a grandes rasgos es que el organismo del perro no la puede procesar de manera adecuada.

HUESOS Y SEMILAS DE FRUTA: La mayoría de los huesos y semillas de las frutas contienen glucósido cianogénico cuándo es ingerido el cuerpo puede sufrir una intoxicación de cianuro.

Comenta

No te lo pierdas!