Scenes de Marty Friedman

Después su presentación como solista con el álbum Dragon’s Kiss y de su entonces reciente ingreso a Megadeth, en 1992 Marty Friedman saca al mercado Scenes, que al igual que el primero es completamente instrumental y donde su guitarra es la protagonista. Sin embargo, este álbum se distingue, tanto de su predecesor, como de sus aportaciones en el de Megadeth, por alejarse del sonido del metal, pues en este predominan tonos suaves y claros, que evocan un ambiente de calma. Además, hace poco uso de shredding, limitándolo a los solos.

En cada pista, el uso de instrumentos extras, como teclados por ejemplo, tienen la función de crear la atmósfera que enmarca la interpretación con la guitarra. A la sonoridad de esta última Friedman aplica distintos efectos, pero en los solos emplea un pedal de distorsión. Por otra parte, prioriza el uso de melódicas escalas para construir la atmosfera y el tema de cada canción.

Este disco contiene algunas de las mejores creaciones de Friedman, que muestra su inagotable creatividad como músico, aun después de componer sus aportaciones al disco Rust in Peace, que grabó junto con los demás miembros de Megadeth, siendo ambos excelentes trabajos.

Como dato curioso, Friedman grabó un curso producido por Inside Edge Productions, en el cual enseña algunas de las escalas y técnicas de ejecución que uso en la composición del álbum.

Lista de canciones

  1. Tibet
  2. Angel
  3. Valley of Eternity
  4. Night
  5. Realm of the Senses
  6. West
  7. Trance
  8. Triumph
Comenta

No te lo pierdas!

El farsante y la doncella

Max Beerbohm no era un escritor 24/7; pronto mostró dotes de caricaturista y en eso se destacó; no obstante, regalo al mundo algunos cuentos, varios ...